DIEMEN I - 2008
TEMPESTAD
Mariana D´ Antona/Fernando Juan
TEMPESTAD

Tieso el lomo y la mitad
del corazón que no responde,
las pupilas sin color
y su cara sin expresión.

Todos los grises alrededor
están presentes,
pero no hay ningún sabor.

Espero que algún día
brille la luz del día aquí
o en cualquier lugar
que pueda verse.

Cuando todo ya esté quieto
y el fuego deje de quemar,
¿Quién calmará esta tempestad?

Sangre hirviendo de dolor,
voces sin eco que esconder.
Las mejillas sin color
y su cara sin expresión.

Todos los grises alrededor
están presentes,
pero no hay ningún sabor.

Espero que algún día
brille la luz del día aquí
o en cualquier lugar
que pueda verse.

Cuando todo ya esté quieto
y el fuego deje de quemar,
¿Quién calmará esta tempestad?
Cuando todo ya esté quieto
y el fuego deje de quemar,
¿Quién calmará esta tempestad?